Museo Nacional de Ferrocarriles0

Museo Nacional de Ferrocarriles

En la ciudad de York, en el Reino Unido, un museo revela la historia de 300 años de más de un millón de objetos maravillosos relacionados con el mundo de los ferrocarriles.

Admirar la locomotora de vapor más rápida del mundo, tener un asiento en el tren bala, ver la réplica de la Rocket Stephenson y subir a bordo de la locomotora de China, el mayor motor en la colección, es una de las experiencias más gratificantes de la visita a este magnífico recinto.
Si usted, querido turista, desea experimentar el lujo de viajar en el tren real, no puede perderse visitar este majestuoso salón de exposición, que en síntesis generales, es el más grande y mejor dotado de todo el planeta tierra.
A los visitantes más jóvenes les encantará salir del ferrocarril de vapor y muy seguramente entrar a la zona de juegos al aire libre. Además, dar un paseo por el tren en miniatura para disfrutar del paisaje que rodea el establecimiento será tan agradable y económico que podremos hacerlo una y otra vez.
Para todos los que desean llevarse un recuerdo del lugar, existe una tienda abierta todos los días y el hogar de más de 750.000 objetos que abarcan todos los aspectos de la historia ferroviaria, que van desde una cena real servida en los trenes desde los inicios, hasta señales de nomenclaturas expuestas por las administraciones de las estaciones desde principios de siglo.
Tendremos la posibilidad de mirar los ingenieros en el trabajo en un taller de mantenimiento del ferrocarril en el que mantener y conservar las locomotoras, coches y vagones serán su misión más importante.
La única manera de entender este extenso mundo de posibilidades que nos ofrece el museo es visitándolo… siempre habrá un sonido de locomotora esperando turistas.