El rural Bormujos

  • Sevilla

Bormujos es un pueblo de Sevilla, muy cercano a esta ciudad, con construcciones rurales del siglo XVIII. La construcción más importante es la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, edificio de la edad media, con retablos y lienzos de esas épocas. Tuvo que ser remodelado tras el terremoto de Lisboa en el siglo XVII.

Otra de las edificaciones que destaca por su belleza es la del convento de Santa María la Real, que en su interior conserva obras de arte y documentación importante. Allí podemos recorrer el panteón de los reyes del reino de Nájera-Pamplona, origen primigenio del reino de Navarra.

El exterior del Monasterio combina diferentes estilos a lo largo de su historia que se han ido incorporando en  la arquitectura del complejo.

Ubicamos también la cueva donde se encontró la imagen de Santa María de la Cueva tallada en madera de origen medieval. Esta cueva es una de las muchas que existen en la zona de Nájera. Se dice que se había armado un altar en una cueva que luego fue descubierta por el rey en 1044, luego de los triunfos obtenidos en guerras de conquista mandó construir un templo para venerar la imagen.

Es absurdo visitar Sevilla sin ver sus haciendas en especial las cuatro más interesantes la de Belén, la Peregrina; la de Marchalomar; y la de Valencinilla del Hoyo, que conserva su influencia musulmana.

Bormujos cuenta con una gastronomía muy variada y deliciosa, incluso para los paladares más exigentes. Algunos de los platillos que podemos degustar aquí son el cocido de codillo, el arroz con carne de caza, la caldereta, los calabacines rebozados y el salmorejo.