La Catedral de Sevilla

  • Sevilla

La Catedral de Sevilla o también llamada Catedral de Santa María de la Sede es la catedral de la ciudad. Se trata de la mayor catedral gótica y tercera iglesia más grande del mundo.

En el momento de su terminación, por allá a principios del siglo XVI, la realizaron con el fin de hacerla como la catedral más grande del mundo. En este majestuoso lugar yacen los restos mortales del ícono del descubrimiento de América: Cristóbal Colón.

El interior, nos encontramos con la Nave más grande de toda España. Su estructura central se eleva hasta una altura de 42 metros y está ricamente decorada con una gran cantidad de oro que nos hará recordar el poderío del imperio. En el cuerpo principal de la catedral, una gran combinación de tendencias arquitectónicas destaca el coro, llenando la parte central de la nave con sutiles detalles. Este monumento también es recordado por un gran retablo gótico tallado con la inscripción de la vida de Cristo.

Cientos de feligreses llegan a este hermoso lugar día a día para maravillarse con la esbelta figura de esta catedral y para rezar unas oraciones en las celebraciones religiosas que se llevan a cabo desde el siglo XVI.

Como momentos histórico, a los cinco años de terminada la construcción, se derrumbó la cúpula y el trabajo de la catedral comenzó de nuevo. La cúpula se derrumbó de nuevo en 1888 y el trabajo de reconstrucción se demoró unos 20 años. El colapso de 1888 se debió a un terremoto y resultó en la destrucción de todos los objetos preciosos de la cúpula en aquel momento.