Cisterna de la Basílica0

Cisterna de la Basílica

  • Turquía

La Cisterna de la Basílica  es la más grande de varios centenares de antiguas cisternas antiguas que reposan bajo la ciudad de Estambul (antigua Constantinopla), Turquía. La cisterna, esta localizada a  150  al suroeste de  la Hagia Sophia en la histórica península de Sarayburnu, se construyó en el siglo 6 durante el reinado del emperador bizantino Justiniano.
El nombre de esta estructura subterránea se origina de una plaza pública  en la Colina de Constantinopla,  llamada la Basílica del Pórtico, bajo  la cuál se construyó originalmente. Antes de ser  una cisterna, una gran Basílica estaba en este  lugar, fue construida entre los siglos 3 y 4 durante los inicios de la Era Romana como un centro comercial, legal y artístico. La basílica fue reconstruida  por Ilius después de un incendio en 476.
Los textos históricos afirman que  se utilizaron 7,000 esclavos  para la construcción de la cisterna.

La ampliación de la cisterna  proveyó  de un sistema de filtración de agua para el Gran Palacio de Constantinopla y otros edificios en la colina Principal, y continuó proveyendo de  agua al palacio de Topkapi después de la conquista Otomana en 1453 y en los tiempos modernos.
Localizado al noroeste de la cisterna, se observan dos bloques de columnas esculpidas con la figura de Medusa. El origen de estas dos cabezas es desconocido, aunque se cree que estas cabezas  fueron removidas de un edificio de finales del periodo  romano. No hay evidencia escrita que sugiere  que fueron utilizados como pedestales de las columnas. Según la tradición turca dice que la posición  de los bloques  orientados lateralmente e invertidos era para evitar la mirada de las Gorgonas. Pero en la actualidad se conoce que fueron puestas así   lateralmente y  de cabeza sólo por ser el tamaño correcto para soportar las columnas.

Ésta es una buena oportunidad para recomendar HOTELES EN OROPESA.