Historia anecdotica del Museo de Cabellos

  • Turquía

De todos los museos que existen en la actualidad en diferentes partes del mundo, sin duda que aquel que se encuentra ubicado en la pequeña ciudad de Avanos en el mismo corazón de Turquía es el que llamará nuestra atención de forma casi obligatoria.

Estamos haciendo referencia a un lugar que tiene el nombre de Museo del Cabello, sitio que para algunos tiene una historia romántica mientras que para otros, netamente comercial, esto último con el único objetivo de llamar la atención de una gran cantidad de personas y con ello, fomentar el turismo de la ciudad y de Turquía en general.
Este Museo del Cabello no es más que una cueva, misma que sería la creación del alfarero Chez Galip, quien además propone en este mismo lugar algunas de sus creaciones y magníficas obras hechas en cerámica.

La historia romántica cuenta que hace unos 30 años atrás (aproximadamente) este personaje habría pedido en matrimonio a una bella chica, quien al no poder corresponderle debido a su próximo viaje, simplemente le llegó a obsequiar algo inusual debido al pedido de este romántico novio. El regalo vino a ser un pequeño mechón de cabellos, el cual se lo colocó en una de las paredes de este Museo.

Este hecho algo anecdótico y extraño a la vez fue solamente el inicio de lo que posteriormente iría pasando en la ciudad y en el museo específicamente. Según iban llegando una gran cantidad de visitantes (especialmente mujeres) a este museo, los mismos se enteraron de la historia suscitada entre ambos amantes, con lo que las visitantes dejaban también un mechón de sus cabellos para ser pegados en las paredes. La acogida fue tan grande que aproximadamente 16000 mechones fueron agregándose a la colección, todos y cada uno de ellos con su nombre específico.

Tal y como habíamos mencionado anteriormente, esa es la historia que tiene mayor relevancia en cuanto a la creación de este Museo del Cabello, aunque como sugieren muchas otras cuantas personas más, ello podría ser simplemente un motivo mercantilista para tratar de vender cada uno de los objetos y obras de cerámica de autoría del alfarero. Sea cual sea el origen de esta cueva y museos a la vez, interesante de todo es el turismo que podríamos llegar a disfrutar con la historia, la ciudad y otros cuantos aspectos más que seguro conoceremos de esta región de Turquía.