La Biblioteca de Celso0

La Biblioteca de Celso

  • Turquía

La biblioteca fue construida para almacenar más de 12 mil pergaminos y sirve como una monumental tumba de Celso. Es inusual entender que en una biblioteca se pudiera enterrar a una persona, pero aquí, yacen los restos mortales de Celso desde el año 312 Antes de Cristo.

El edificio es importante, ya que es uno de los pocos ejemplos de una antigua biblioteca de influencia romana. También demuestra que las bibliotecas públicas se han construido no sólo en Roma, sino en todo el Imperio Romano. En una gran restauración que se le hizo al histórico edificio, la fachada fue reconstruida y ahora sirve como un excelente ejemplo de arquitectura pública romana. La Biblioteca de Celso puede servir como modelo para otros, menos bien conservadas, bibliotecas en el resto del Imperio ya que es posible que las colecciones literarias fueran ubicadas en otras ciudades romanas en beneficio de los estudiantes romanos.
El interior del edificio, totalmente restaurado es una sola sala rectangular, con un ábside central enmarcado por un gran arco en el extremo de pared. Una estatua de Celso o de Atenea, diosa de la sabiduría, se situó en la primera estancia del lugar y es posible observar la sala abovedada donde se supone, están los restos de aquella mítica leyenda.
El estilo de la biblioteca, con su decorado equilibrado y bien planificada fachada, refleja la influencia griega sobre la arquitectura romana. Los materiales de construcción, ladrillo, hormigón y escombros, significa que los nuevos materiales fueron utilizados en el Imperio Romano.
Los turistas llegan en gran número en todas las temporadas del año con el fin de aprender más sobre las tendencias arquitectónicas del lugar y sobre cultura base del mundo actual.