Pamukkale un spa al natural0

Pamukkale, un spa al natural

  • Turquía

Encontrarse con un sitio que nos muestre a un pequeño paraíso en la tierra es muy difícil en realidad, pero por lo menos podríamos llegar a encontrar sitios que nos muestren una gran belleza y que se asemejen a un lugar divino.

Es lo que podríamos decir que hemos encontrado en Pamukkale, lugar que se encuentra en la provincia de Denizli, en la región de Egeo, donde al suroeste de Turquía se encuentra el valle del río Menderes; aquí el clima es del tipo templado en gran parte del año y es conocido por muchos como “el castillo de algodón”, sitio que viene a ser uno de los paisajes naturales más hermosos por sobre el planeta.
Y es que gracias a que en diferentes épocas de la historia, el lugar ha sido reconstruido por la misma naturaleza, debido a muchos movimientos tectónicos del que ha sido afectado, provocándose con esto la formación de una especies de lagunas o piscinas que son fuentes termales naturales a beneficio de todo turista y visitante al lugar.

Estas aguas de las que forma parte Pamukkale o piscinas naturales, tienen una temperatura de 36 grados centígrados, en las cuales se halla composiciones de aguas calcáreas que han sido catalogadas como medicinales y terapéuticas desde mucho tiempo atrás en la historia de su creación. Al lugar siempre han ido personas con diferentes dolencias o enfermedades, tal como se lo realiza en los spa de muchos resorts famosos del mundo.

En la parte alta de estas piscinas naturales se puede ver las ruinas del Castillo Blanco, lo cual es un atracitvo para sus visitantes. En el lugar hace mucho tiempo se empezó a construir determinados hoteles y más, pero desde que el lugar fue declarado como Patrimonio de la Humanidad, estos edificios fueron destruidos con el fin de precautelar la integridad de estas fuentes naturales.