Una colina monastica como refugio de los cristianos

  • Turquía

Capadocia es conocida como una de las regiones históricas más importantes en la Anatolia Central, lugar en donde están presentes unas cuantas provincia de Turquía, siendo estas Nevsheir, Nigde, Aksaray y Kayseri. En toda esta región se podrá admirar la presencia de una considerable cantidad de formaciones geológicas bellísimas, mismas que son considerados como únicas en todo el mundo.
Quizá por una especie de celo o por falta de conocimiento, todas estas localidades han permanecido prácticamente ocultas con el pasar de los siglos, mostrándose con una gran cantidad de sorpresas una vez que han sido descubiertas. Así por ejemplo, ciudades y pueblos escondidos bajo tierra, iglesias que han sido esculpidas sobre la roca o aquellas redes de túneles interminables que llegaron a conectar una ciudad con otra es lo que se puede admirar en estas regiones de Turquía.
La localidad de Halacdere es un interesante lugar que esta ubicado en las cercanías de la carretera de Ürgüp, misma que tiene su importancia en la roca en donde ha sido excavada para contener a esta auténtica colonia monástica. Toda esta región data del siglo X y siglo XII, existiendo la presencia de una maravillosa basílica que quizá pudo haber sido construida un poco después, algo que según se dice pudo haber sido para el siglo XIII. Esta basílica vendría a ser el centro mismo de toda una gran cantidad de viviendas que se habrían instalado en el lugar, las cuales hoy en día ya aparecen muy deterioradas por el mismo factor tiempo y la erosión.

Se dice que toda esta construcción habría sido diseñada de forma estratégica y meticulosa, todo para que quien la llegue a admirar desde lejanas tierras la confundan con una montaña más; es por esta razón que los cristianos solían esconderse en el lugar y evitar así cualquier tipo de problemas de gran relevancia. Ya en la Iglesia podríamos realizar un pequeño recorrido para disfrutar de cada uno de sus elementos decorativos, los cuales están presentes como relieves; también están aquí presentes algunos cuantos frescos, aunque debido a la antigüedad de los mismos, ya casi no se puede notar lo que existe en ellos. Turquía nos ofrece esta y otras cuantas sorpresas más, siendo motivos muy importantes para tratar de visitar el país, la región y así, conocer sus costumbres, historias y tradiciones en nuestro próximo viaje de turismo.
Y para más viajes… mira esta selección de hoteles a Dublín con Viajar.com