Una iglesia inundada en Turquía0

Una iglesia inundada en Turquía

  • Turquía

Cuando estas de visita por Turquía, específicamente en Estambul, no puedes dejar de pasar por cada uno de sus edificios y monumentos que te ofrece la ciudad, pues en cada uno de ellos podrás apreciar el gran arte milenario que se encierran durante muchos años hasta la fecha actual.

Es así que uno de estos monumentos de gran importancia es la llamada cisterna de Yerebatan o también conocida como Cisterna Basílica, la cual a pesar de no ser tan promocionada de manera turística como se lo hace con la mezquita azul, pero viene a ser un lugar muy interesante que todos apreciarán.

Pues la cisterna de Yerebatan tiene la particularidad de que es encuentra inundada, bueno casi. Y es que cuando un turista se encuentra en Estambul y llega a entrar a la cisterna de Yerebatan, esta se manifiesta como toda Basílica, adornada en cada rincón de mucho arte de la época, especialmente en sus pilares y muros, pero lo importante se encuentra en el suelo, ya que éste está repleto de agua.

Cualquiera podría pensar que la Basílica se ha inundado, que ha sido víctima de un ataque o de un siniestro fatal y que no ha habido presupuesto para poder arreglar y reparar el daño, pero no es así, ya que tal como está es que se la construyó. Y es que en la época de su creación se concibió la idea de almacenar toda el agua posible a manera de un tanque de reserva, agua que era potable y que no debía de ser tomada por medio de los sabotajes de los enemigos del lugar.